Magdalenas Thermomix

  • Receta de Magdalenas

  • Magdalenas de Chocolate

  • Magdalenas de Naranja

  • Magdalenas de Yogurt

  • Magdalenas de Calabaza


  • "Magdalenas Thermomix"

    Receta de Magdalenas Thermomix





    Te enseñamos como preparar de forma sencilla unas estupendas magdalenas en tu Thermomix, ideales para merendar toda la familia o con los amigos. Toma nota de la receta que te detallamos a continuación.

    Ingredientes:

    - Azúcar, 1/4 de kilo
    - Harina, medio kilo
    - Leche, 1/4 de litro
    - Aceite de oliva suave, 225 ml
    - Huevos, 4 grandes
    - Levadura, un sobre
    - Piel rallada de un limón


    Preparación:

    Antes de nada, enciende el horno para precalentarlo a 190ºC, así se irá calentando mientras preparamos la masa para las magdalenas y podremos hornearlas directamente. Empezamos a hacerlas lavando el limón, después pelamos su piel y la ponemos en vaso de la Thermomix, y la vamos a programar para que se ralle a velocidad 8 durante unos 10 segundos. Cuando acabe, la apartamos para después.

    Después colocamos en la Thermomix la mariposa, y en el vaso vamos a echar los huevos y el azúcar y programamos a velocidad 5 durante unos 5 minutos, para que los huevos se batan bien junto con el azúcar, hasta formar una mezcla cremosa blanquecina.

    Retiramos la mariposa y añadimos en el vaso el aceite de oliva, la leche, la ralladura de limón, la levadura y la harina, que te recomendamos tamizar previamente. Programamos a velocidad 5 durante unos 25-30 segundos, para que al acabar esté todo bien mezclado.



    A continuación iremos rellenando los moldes con esta masa, dejando la parte de arriba vacía para que puedan subir bien. Te recomendamos usar unos moldes rígidos y sobre ellos colocar los moldes de papel, así el resultado es mejor y resultan más manejables las magdalenas. Espolvorea un poco de azúcar por encima de los moldes para decorar.

    Metemos los moldes en el horno una vez esté a 190ºC, y dejamos que se hagan durante unos 20 minutos aproximadamente. En ese tiempo deben estar bien hechas por fuera y por dentro, pero es interesante comprobar el interior pinchando con un cuchillo o similar, y si sale limpio puedes sacarlas ya. Deja enfriar un poco, desmóldalas del molde rígido y deja que enfríen del todo a temperatura ambiente antes de comerlas.